archivo

Flores de ciudad

Unas flores estilizadas y monocromáticas de un tono azul oscuro, que nos encontramos casi todos los días del año quienes paseamos por el centro de la ciudad, fueron las elegidas para ser encontradas por vosotros y vosotras en la ciudad de Gijón/Xixón. Ha sido Emilia Arango Espina quien tras haber creído que crecían en el paseo de Begoña, las localizó “en el edificio que hace esquina calle Instituto con Jovellanos, donde está calzados Maney”. Efectivamente podemos encontrar estas flores en un edificio de estilo modernista obra del arquitecto Manuel del Busto,  que se construyó sobre una parcela limitada por las calles Jovellanos, Instituto y Merced, con destino a vivienda y locales comerciales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Gracias a la Ficha del catálogo urbanístico de Gijón (Instituto 37), podemos conocer muchos más detalles sobre él: :

Un proyecto que data de 1911, encargado por la familia Menéndez Bandujo, que se caracteriza por una marcada depuración ornamental, que contrasta con proyectos anteriores de Manuel del Busto, pero que será el punto de partida de un nuevo reto para la arquitectura, que el arquitecto superará varios años más tarde cuando en sus proyectos prescinda de cualquier elemento que no tenga una clara funcionalidad arquitectónica, más en sintonía con las corrientes que se desarrollan desde principios de siglo en algunos países europeos y en EEUU.

En este proyecto se unifica el diseño de las tres fachadas, y soluciona el entronque entre ellas mediante dos rotondas, resaltando el predominio de una de ellas a través del remate en forma de cúpula troncopiramidal de tres pisos, hoy desaparecida. .

El edificio cuenta con una estructura metálica realizada por la empresa local Riera, Menéndez y Cía, y utiliza como elementos decorativos la combinación de materiales azulejo, piedra y hierro en la fachada, acorde con el gusto de la época.

Bibliografía:

BLANCO, H.: El Gijón de Manuel del Busto. Ateneo Obrero de Gijón, 2000.

FAES, R.M.: Manuel Del Busto: Arquitecto, 1874-1948. Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias, 1999

Flores de colores, texturas, materiales y tamaños muy diversos nos han llevado a recorrer Gijón desde un banco del Parque Isabel la Católica a un azulexu del Vieyu Institutu, de la Escuela Comerciu (anguaño Cátedra Xovellanos) a la calle del Instituto esquina con San Antonio, y del edificio donde estaba la tienda del Sporting a la calle Cabrales 18… Por fin una gran observadora de nuestra ciudad (Covadonga Vázquez) situó en el popularmente conocido  “edificio Varsovia”, las cuatro flores que fuimos compartiendo en el  facebook de Educación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un espectacular edificio que Celestino García López encargó, entre 1902-1903, al arquitecto Manuel del Busto, y que gracias a la recuperación de la que fue objeto durante el año 2006 por el arquitecto Fernando Martin Ibáñez y su equipo, hoy podemos conocer en todo su esplendor. Una reforma de gran envergadura que ha quedado recogida en la publicación de BLANCO GONZÁLEZ, H. Ave Fénix. La recuperación del edificio de la calle Cabrales nº 18, con la que podemos conocer mucho mejor la época en la que se erigió el edificio, los profesionales que intervinieron y  muchas otras curiosidades sobre esta gran arquitectura que hoy nos alegra la vista desde el paseo de la playa

Si el exterior está plagado de sorpresas, traspasar las puertas que dan acceso a las viviendas del edificio es adentrarse en un mundo de fantasía en el que comparten espacio aves, peces, flores y decoraciones vegetales de gran calidad, toda una explosión de sensaciones.

Los diversos y variados componentes del patrimonio cultural que han resistido los embates del tiempo, son verdaderos testimonios de un pasado que pertenece a la colectividad y es por ello que deben ser preservados y conservados

En la publicación de Héctor Blanco “…un edificio que cuenta con una cualidad de obra-bisagra que enlaza la tradición con la experimentación, los avances industriales con las artes aplicadas y, como no, eclecticismo y modernismo…” “…el alzado que da a la calle Cabrales muestra una preocupación minuciosa y obsesiva por el diseño del detalle, aplicando multiplicidad de recursos propios de un revival entre neogótico y neobarroco, que el propio Busto define como Renacimiento moderno…”

Podéis consultar la ficha del catálogo urbanístico de Gijón de Cabrales 18, donde podéis ampliar información relativa a su tipo de protección (Integral) ya que se trata de “uno de los ejemplos más relevantes de la arquitectura de influencia ecléctico-modernista de la ciudad, con una excelente calidad formal y constructiva, y una importante presencia urbana” también podéis consultar planimetría, intervenciones …”las fachadas fueron mutiladas a comienzos de los años 70 del siglo pasado, eliminando parte de su decoración, y en especial su torre de remate de la esquina con cúpula de zinc, tipo pagoda.”

Bibliografía

BLANCO GONZÁLEZ, H. Ave Fénix. La recuperación del edificio de la calle Cabrales nº 18. ARP Promociones, ORV Servicios Inmobiliarios y Baitea Promociones. Llibros del Pexe, SL. 2006

TIELVE GARCÍA, N.: Rutas y paseos: El modernismo en GijónPlan de excelencia turística de Gijón. Ayuntamiento de Gijón, 2002

Todos sabemos que con la llegada de la primavera las zonas verdes se llenan de diversas especies de flores, con diferentes tamaños, olores, colores… pero hay flores que están presentes en nuestra ciudad durante todo el año, no sólo en primavera. Esas son las flores que nos hemos propuesto encontrar, esas que aunque no tengan olor nos lo imaginamos, las que están ahí “siemprevivas” para alegrarnos la vista todos los días del año, aunque truene, llueva, haga viento…flores de tamaños, técnicas y texturas muy variadas…

Ya hemos compartido cuatro flores distintas en el facebook de Educación Gijón/Xixón que comparten espacio en algún lugar de nuestra ciudad. Hasta el momento os habéis preguntado si podríamos localizarlas en ¿un banco del parque Isabel la Católica?, ¿un azulexu del Vieyu Institutu?, ¿en la Escuela Comerciu? anguaño Cátedra Xovellanos...

¡Qué bien huelen!…¿Dónde habrán crecido estas flores en Gijón?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.