archivo

Experiencia conservación y restauración centros educativos

Teníamos pendiente conocer la peluquería del niño de la cara sonriente que un día nos sorprendió en la calle Jovellanos, 31. Fuisteis muchos los que participasteis  y compartisteis en el facebook de Educación Gijón/Xixón los gratos recuerdos que teníais de esta peluquería a la que acudíais a cortaros el pelo con pocos años de edad “recuerdo que tenían dos salas con juguetes separadas por un acuario con peces de colores y también que al salir te regalaban un globo de estos que van inflados con helio ¡Qué buenos recuerdos!” (Carlos Riera) o  “yo llevo a mis hijas… siguen los mismos juguetes y el acuario, es brutal que todo está igual” (Belén Villa)…

Vuestros comentarios despertaron nuestra curiosidad, por ello hemos querido conocer a José Manuel y su peluquería. Sabíamos que tendría muchas cosas que contarnos, queríamos conocer la trayectoria de este profesional que ha cortado el pelo a miles de niños y niñas de Gijón y que mantiene la peluquería prácticamente tal y como se inauguró hace más de 35 años. El encuentro ha sido muy sustancioso ya que hemos podido conocer cuestiones muy diversas que os contamos a continuación:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • La decoración de la peluquería. Que la peluquería se mantuviera exactamente igual que cuando se inauguró, alimentó nuestra curiosidad por conocer su interior, acostumbrados como estamos a cambios constantes, ya no solo en la decoración de los locales, sino del propio negocio en si. Efectivamente, traspasar la puerta de entrada de Juniors es como hacer un viaje en el tiempo para situarse en una peluquería de la década de los setenta u ochenta. Una especie de centro de interpretación, ya que conserva el mismo mobiliario, los mismos póster y carteles que la decoraron en las décadas más próximas a su inauguración, permitiéndonos conocer a los protagonistas de la diversión de su clientela (Vicky el vikingo, Mazinguer Z, Abeja Maya, Marco, el Osito Misha, Inspector Gadget, Los Picapiedra, La Pantera rosa…). José Manuel no ha querido cambiar nada, no lo ha considerado necesario, “es de madera buena y la mayoría de los cuadros que la decoran son obsequios de mi clientela” al igual que gran parte de los juguetes que pululan por la peluquería. Nos cuenta José Manuel que “muchos de los que vuelven con sus hijos/hijas recuerdan que está igual que cuando ellos venían y les resulta agradable y sorprendente”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • La fidelidad de su clientela. Más del 80% de su clientela actual son descendientes de quienes en su momento fueron niños y niñas a los que José Manuel cortó el pelo, quienes, aún siendo mayores, siguen acudiendo al peluquero que los vio crecer. No quieren prescindir de su bien hacer, de la confianza que tienen depositada en él para hacer con sus “cabelleras” los cortes que más les favorecen. No son pocos a los que lleva cortando el pelo desde que eran bebés, precisamente hoy cortará el pelo a un maestro de Candás, uno de sus más fieles clientes, para se exactos, desde octubre de 1978, cuando tenía la edad de 2 años, no le cuesta recorrer unos cuantos kilómetros con el fin de dejar su “melena” en sus expertas manos. Nos muestra la ficha de otro cliente cuyo primer corte de pelo tiene registrado en diciembre de 1977, nos cuenta que ahora vive en Madrid pero cada vez que viene por Gijón, pasa por la peluquería a cortarse el pelo acompañado de sus hijos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

José Manuel es todo un profesional, son muchos los cortes de pelo que ha realizado durante todos estos años. Nos llama la atención que en la peluquería no hay rastro de ordenadores, ni de ningún tipo de maquinaria de última generación, su mejor herramienta son unas tijeras que maneja con gran destreza, parece que a él no le hace falta el uso de las nuevas tecnologías en su trabajo.

  • Sistema de documentación. 
    Aún así, no ha descuidado el registro documental de su clientela, todo lo contrario, tiene un archivo en el que conserva miles de fichas, algunas de ellas abiertas hace casi 40 años. De algunos conserva hasta 7 fichas que si lo multiplicamos por los aproximadamente 22 cortes que registra cada una, nos lleva a concluir que un mismo cliente ha visitado a José Manuel en al menos 154 ocasiones. Gracias a los campos que contempla nos permite:
    1. Identificar la clientela (nombre, apellidos…)
    2. Controlar su asistencia (día/mes/año)
    3. Saber el tipo de corte de pelo o de peinado que se ha realizado durante sus distintos visitas a la peluquería. José Manuel nos ha desvelado el código alfanumérico que utiliza para describir los cortes, por ejemplo: “1” significa muy corto; “2” corto;  “3” menos corto… “F” flequillo; “RI” raya izquierda; “RD” raya derecha; “A” peinar para atrás…

Lo hace “para ganar tiempo, vas a tiro fijo, no les haces esperar, trabajas desde lo seguro, no puedes tener a los chiquillos sentados más de 10 minutos, se ponen muy nerviosos, quieren jugar y divertirse. Hay que ser ágil, tener paciencia y humor para trabajar con ellos  … “

Por eso en estas fichas también reserva un campo para <<Observaciones>> en el que indica si el niño o niña, incluso bebé (tiene clientela que no pasa de los 13 días), ha llorado o incluso vomitado, “a veces se ponen tan nerviosos que es lo que ocurre”, lo tiene en cuenta para en próximas visitas prestarles más atención. La peluquería está llena de juguetes, “la sala de espera se convierte en una guardería en multitud de ocasiones.  Con el juego, los niños y niñas llegan más calmados al corte de pelo“.

“Cada vez lloran menos, antes no salían a tantos sitios…” Nos cuenta José Manuel, algo que nos ha sorprendido, como un cambio de costumbres como puede se que los niños y niñas de hoy se desenvuelvan en una mayor diversidad de espacios y lugares que los niños de las décadas de los setenta y ochenta,  puede reflejarse en algo como su llanto al cortarse el pelo. José Manuel es un gran observador al que no le pasan desapercibidos este tipo de detalles, son muchas horas con los más pequeños y pequeñas y ya conoce sus debilidades. También nos cuenta que los niños son mucho más inquietos que las niñas, aguantan menos tiempo sentados, por eso la persona que les corte el pelo tiene que tener una gran habilidad y sensibilidad especial.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero esto no ha hecho nada más que empezar, con José Manuel también hemos podido conocer y aprender muchas cosas más:

  • La adquisición del aprendizaje de un oficio hace 50 años. José Manuel nació en en San Martín de Luiña (Cudillero) un día de Reyes de 1953. Con apenas 11 años, al de salir del colegio, recorría 8 kilómetros para poder aprender el oficio de peluquero en una peluquería de Cudillero.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Los motivos para desempeñar un oficio con apenas 12 años. Esa fue la edad con la que José Manuel empezó a trabajar afeitando a brocha y navaja y cortando el pelo, “no quería quedarme en el pueblo, mi padre estaba en la marea y yo tendría que seguir con la ganadería, con las vacas… así que había que elegir un oficio. En aquella época tener 12 años era como tener ahora 18″. Su amistad con un peluquero fue lo que hizo que se decantase por este oficio y no por otro.
  • El desarrollo del oficio de peluquero en algunas parroquias y  pueblos de Asturias. “La primera vez que ejercí de peluquero lo hice con 12 años, fue en la peluquería en la que estaba aprendiendo en Cudillero, mi maestro me iba dirigiendo, también iba por las casas  y sidrerías de los pueblos de este concejo, a los que me desplazaba determinados días de la semana, aún lo recuerdo:
    1. Mafalla “Casa Balbino” los jueves
    2. Valdredo “Casa Gelo” los viernes
    3. Novellana “Roxu” los sábados y domingos”
  • El desarrollo del oficio de peluquero en una ciudad, concretamente en Gijón. Recuerdo con claridad el día que me hicieron una prueba para poder entrar a trabajar en la Peluquería Jovellanos de Gijón (cruce entre calle Pelayo y calle Nava).  Esta sería mi gran oportunidad de dejar el pueblo y venir a la ciudad, que era lo que realmente deseaba. Tenía 15 años, mi padre había visto la oferta de trabajo en un periódico y allí me presenté, se trataba de una buena peluquería, céntrica (calle Pelayo esquina con Navia), en la que trabajaban seis peluqueros. La prueba consistía en afeitar a un cliente, si no le gustaba al responsable mi forma de afeitar, no me contratarían. Lo pasé realmente mal, fue una experiencia horrible, me puse muy nervioso, ya que tenía mucha ilusión por poder trabajar en Gijón. Muy mal no lo hice ya que me contrataron.
  • Sueldo de un peluquero, gastos y ocio de un inmigrante soltero en Gijón en la década de los sesenta, cambio de moneda, cambios en los nombres de las calles de Gijón, desaparición de equipamientos culturales de nuestra ciudad como el Cine Goya… “Pasada la prueba, con 15 años, solo y con muchos sueños por cumplir, llegué a Gijón/Xixón y me alojé en una pensión en la calle Primo de Rivera (hoy calle Diecisiete de Agosto), pagaba 20 duros al día, 100 pesetas (60 céntimos) con pensión completa, venían a ser unas 3.000 pesetas al mes (18 euros). Ganaba en aquel entonces , en torno a 4.000 pesetas de sueldo (24 euros),  pero con las propinas lo completaba, sobre todo recuerdo las de los alemanes que se alojaban en el Hotel Hernán Cortés, algunas de las cuales ascendían a 25 pesetas. Si calculamos que la pensión completa eran 100 pesetas diarias no era una mala propina. Para que te hagas una idea, la entrada al Cine Goya en sesión continua eran 8 pesetas. Cuando salía de la peluquería, como todavía no conocía a nadie, me metía en el cine. Me hice un aficionado a las películas de vaqueros.
    Después trabajé en la Peluquería Rodrigo durante 7 años, otra de las grandes peluquerías de Gijón.
    El 6 de junio de 1977 empecé a trabajar de Oficial de 1ª en Sorribas Juniors, la que sería mi futura peluquería desde mayo de 1981, Juniors, la peluquería en la que llevo trabajando desde hace más de 35 años”.
  • Cambios de moda en peinados de niños y niñas. Antes se hacían muchas permanentes, querían rizos, también se hacían mechas. Este tipo de trabajos no se demandan en la actualidad, ahora tienen plancha, una herramienta que antes no se usaba”.
  • Publicidad de una peluquería en Gijón en las décadas de los setenta y ochenta.
    • Iba a los colegios y entregaba obsequios como bolígrafos, globos… con los datos de contacto de la Peluquería.
    • Puse un stand de la peluquería durante varios años en Mercaplana, donde los niños y niñas podían divertirse.
    • También organizamos desfiles en el Parque del Piles.
      Ahora José Manuel no tiene que hacer publicidad, ya tiene asegurada su clientela.

Y muchas cosas más…

José Manuel no quiere que terminemos este reportaje sin agradecer a su clientela la fidelidad y cariño que le han demostrado a lo largo de todos estos años. Tiene 61 años y pronto llegará su jubilación, aunque nos confiesa que no tiene ninguna prisa. Su oficio forma parte de su vida, al igual que sus clientes.

Nosotros queremos agradecer a José Manuel que haya compartido con nosotros parte de su vida, permitiéndonos conocer la historia de un peluquero que ha sido y sigue siendo el responsable de cortar el pelo a miles de niños y niñas de Gijón. Hemos podido entender el porqué de esa querencia que manifestasteis en el facebook de Educación hacia esta peluquería. El sentimiento parece ser mutuo ya que hemos podido comprobar que para José Manuel su clientela es mucho más que clientela, gran parte de ella forman parte de su vida cotidiana y los tiene en alta estima, así nos lo ha hecho sentir.

Ya surgieron en la anterior entrada de este blog una serie de reflexiones acerca del tipo de relaciones y vínculos que llegamos a establecer con los diversos profesionales que tratamos en nuestra vida cotidiana…  “nuestra” frutera, “nuestra” carnicera, “nuestro” peluquero…nos referimos a ellos con el pronombre posesivo “nuestro/a”, son mucho más que un peluquero, una frutera, una carnicera… ¿podemos sustituirlos sin más, sin que exista un motivo de peso?, ¿existe una confianza, una valoración de su personal modo de hacer que los hace casi imprescindibles?

Como Bien de Interés Cultural he elegido la sidra porque es algo único de Asturias, muy importante para nosotros, y algo que debería conservarse para siempre...este es el bien patrimonial que Azahara, alumna de 4º de la ESO del Patronato San José, declararía Bien de Interés Cultural si tuviera potestad para ello, selección realizada en una actividad ligada al taller ”Una experiencia sobre la conservación y restauración de nuestro patrimonio cultural”, realizado en distintos centros educativos de Gijón durante febrero y marzo.

Aprovechamos para recordaros que del 28 al 31 de marzo se celebrará en el  Muséu del Pueblu d’ Asturies, la Primer sidre del añu

Primer sidre del añu

En resumen, el proceso de elaboración de la sidra, pasa por pañar la manzana, triturarla y prensarla en el llagar durante el otoño. Se produce su fermentación en el invierno hasta que con la llegada de la primavera se da el Primer Sidre l´Añu que coincide con el traslado de la sidra de un depósito a otro, eliminando la madre, el poso…momento en el que se celebra una reunión festiva para probar la primera sidra del año, celebrando así la llegada de la primavera…esto es lo que ocurrirá los próximos días en el Muséu del Pueblu d’ Asturies, que en colaboración con la Fundación Asturies XXI, recupera esta tradición hoy perdida.

Del 28 al 31 de marzo se organizarán:

  • Catas guiadas de sidra (asturiana e internacional)
  • Juegos tradicionales asturianos
  • Actividades infantiles (cuentacuentos y plantación de semillas de manzano)
  • Concurso de sidra casera hecha en madera
  • Exhibiciones de tonelería
  • Muestras de artesanía y productos asturianos
  • Música tradicional y bailes…

Lugar:

Muséu del Pueblu d´Asturies

Fechas y horarios:

28, 29, 30 de marzo de 12.00 a 22.00 h
31 de marzo de 12.00 a 19:00 h

Autobús de la Sidra

También durante estos días podréis subiros al “Autobús de la Sidra” para realizar una visita a dos llagares en los que se explicará el proceso de elaboración de la sidra además de una cata degustación con quesos asturianos.

Fechas, horarios y lugar:

29 de marzo se visitará el llagar TRABANCO.
30 de marzo se visitará el llagar PIÑERA.

Salida del autobús:

Para las dos visitas se saldrá a las 17:00 h de la oficina de información turística INFOGIJÓN, situada en el Puerto Deportivo.

Más información

…Como Bien de Interés Cultural he elegido “La madre del emigrante” porque desde hace un año que la vi por primera vez me ha enamorado. Tiene algo en ella que hace sentir especial a quien la observa y sus detalles la vuelven única. También tuve en cuenta en esta elección su significado y como está representada esta gran estatua… este es el bien patrimonial que una de las alumnas del Patronato San José declararía Bien de Interés Cultural si ella tuviera potestad para ello, una actividad ligada al taller que se ha realizado en distintos centros educativos de Gijón “Una experiencia sobre la conservación y restauración de nuestro patrimonio cultural”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ramón Muriedas, escultor que la dio vida, en relación con el encargo de esta obra …La idea era hacer un monumento a la madre del emigrante, del muchacho que se iba con 12, 14, 15 años en toda cornisa desde Francia a Galicia. Pobres y tristones, que luego volvían poderosos y triunfantes, sanos y simpáticos. Es la historia tan bonita de la indianería que ya no existe…una mujer que es un símbolo: la madre, la hermana, la prima, la tía-abuela del emigrante. Una figura que se viene repitiendo desde siglos y siglos. Más bien una abstracción…(“El comercio” 12-09-2010)

En el blog Gijón el Recuerdo , en el post  “La madre del emigrante” podemos obtener información sobre la gestación de la idea de hacer este monumento , que data ya de 1958…También hace referencia a la poca aceptación que tuvo en un primer momento esta obra para la ciudadanía: La obra, alejada de los cánones habituales de la escultura conmemorativa al uso, fue incomprendida, criticada y denostada durante largo tiempo, al entender que, en modo alguno, simbolizaba la imagen que los emigrantes a ultramar guardaban de sus madres. En 1977, la Madre del Emigrante, tras sufrir un atentado que mutiló su parte inferior y los embates de una gran galerna que la inclinaron peligrosamente, fue retirada para su restauración (realizada por Francisco Macías), permaneciendo en los almacenes municipales, hasta los primeros años ochenta, pese a haberse barajado la posibilidad de emplazarla en los remodelados Jardines del Náutico en 1978, ,en esa misma fecha se instaló en el Campo Valdés la estatua del emperador Octavio Augusto, que fué muy bien acogida en la ciudad por su estética clásica, en contraposición a la modernidad que suponía la Madre del Emigrante. se decia maliciosamente que se había instalado en el Rinconín por no haberse encontrado otro punto más alejado del corazón de la ciudad.Texto extraido de: La obra pública municipal en Gijón entre 1938 y 1978. Francisco Javier Granda Alvarez.

Con más de cuarenta años a sus espaldas, la popularmente conocida como  “La lloca” o “La muyerona” ha pasado de provocar un intenso debate entre los gijones a convertirse en una seña de identidad para muchos de sus ciudadanos y ciudadanas, incluso los más jóvenes, como es el caso de esta alumna de 3º de la ESO del Patronato San José que ha considerado que es tan relevante y representativa como para que sea declarada Bien de Interés Cultural.

En relación con la emigración os recomendamos la trilogía que ha publicado este mes de marzo de 2013 el Museo del Pueblo de Asturias, las historias de tres asturianos en América en forma de memorias, relato costumbrista y epístolas.

También, mientras observáis las imágenes de este post, podéis escuchar una colaboración de Anabel Santiago en el espectáculo “Volver al Tango” Lloca (sonido con poca calidad)

PRESA DE LA VEGA, E.: “Aproximación a la escultura conmemorativa asturiana: Monumento a la madre del emigrante”. Artículo revista nº 3 Memorana. Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Oviedo. Julio-diciembre 1998.

En la página de Turismo de Gijón podéis consultar el itinerario La ciudad de las esculturas.

Las imágenes usadas en este post fueron realizadas durante la actividad “Circuito escultórico del litoral” por el equipo del PIME de audioviuales del año 2012.

La alumna del IES Rosario Acuña de Gijón, Paola Corral, durante la actividad “Una experiencia sobre la conservación y restauración de nuestro patrimonio cultural”, dictaminó que el Museo Nicanor Piñole debería tener la consideración de Bien de Interés Cultural porque en su interior había un gran número de obras de las que podemos aprender.

Museo Nicanor Piñole

Lo que no sabía Paola cuando hizo su propuesta es que, durante Semana Santa, se ofrecen unas visitas guiadas gratuitas para conocer el nuevo montaje de la colección permanente del Museo  “Una nueva aproximación a Nicanor Piñole y a su obra”.

– 12:30 h. Viernes, 29 de marzo
– 12:30 h. Sábado, 30 de marzo
– 12:30 h. Domingo, 31 de marzo

La colección del Museo Nicanor Piñole

El museo reúne una colección de más de cuatro mil obras que recogen de forma exhaustiva la trayectoria de este autor. Su extensa obra pictórica aborda diversidad de géneros y técnicas: retratos, paisajes, naturalezas muertas y escenas populares de carácter asturiano realizados al óleo, la acuarela, el pastel, etc. Dentro de la colección podemos señalar:

  • Los numerosos autorretratos, género que Piñole cultivó a lo largo de su vida.
  • Los retratos familiares
  • Los grandes óleos que recogen escenas costumbristas, temática que aborda de forma original y renovadora.
  • Mención especial merecen los bocetos, apuntes y dibujos que nos permiten conocer al Piñole más íntimo y apreciar la sorprendente capacidad de retratista de Piñole, quien con unos pocos trazos era capaz de captar lo esencial de una figura, de un movimiento o de un gesto. En las acuarelas de pequeño formato, de seis por siete centímetros, Piñole capta la expresividad de un animal o una escena con trazos rápidos y manchas de color, pero también estudia distintos aspectos de sus obras de gran formato. Los trabajos preparatorios para obras definitivas como La calle del Arenal, La calle de los moros o La vuelta de la romería, ilustran las distintas etapas del proceso creativo del pintor, que era lento, minucioso e intensamente trabajado. Un aspecto destacado de la colección es el conjunto de dibujos, pasteles y acuarelas, en los que el artista desarrolla anotaciones paisajísticas, tomadas directamente del natural. Estas obras, autónomas en sí mismas por su elevado valor plástico, están realizadas al aire libre y en la mayor parte de los casos tienen como objeto el estudio de los fondos de sus grandes composiciones que siempre se localizan en espacios geográficos concretos.
  • Por otra parte, el museo cuenta con una serie de objetos personales vinculados a Nicanor Piñole anteriores y posteriores a la Guerra Civil. Se trata de objetos relacionados con su actividad artística tales como algunas esculturas, actividad que practicó ocasionalmente, la paleta y la caja de pinceles, y los catálogos de algunas de las exposiciones en las que participó. Asimismo son interesantes las fotografías, que ilustran aspectos cotidianos de su vida y de los escenarios donde esta se desarrollaba.

Más información sobre el Museo Nicanor Piñole en su espacio web 

Una de las acciones que estamos desarrollando en la “Experiencia sobre la conservación y restauración de nuestro patrimonio cultural”, es conocer cuáles son los “tesoros” de Gijón para el alumnado de 3º y 4º de la ESO.

“Para mi es el tesoro más importante de toda Asturias ya que fue el quien impidió que fuera conquistada…” esta es la razón que dio Eduardo Álvarez, alumno de 3º de la ESO del Colegio San Lorenzo, cuando eligió una de las esculturas más emblemáticas de Gijón, la dedicada al primer rey astur Don Pelayo, realizada en 1.891 por el escultor gijonés José Mª López.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando lo publicamos en el facebook de Educación Gijón/Xixón hubo varios cometarios al respecto ya que solo dimos una pista visual, la cruz que porta Pelayo “…Primero pensaron en la Iglesia de San Pedro, en la iglesia de la Universidad Laboral, hasta que finalmente Covadonga Pérez y Cristina Carbajales Alva comentaron “será la cruz del monumento a Pelayo”.

En el blog arquehistoria hay un artículo del 15.02.2010 “El origen de Don Pelayo, nuevos estudios” que puede ser de interés para los más curiosos y curiosas …A Pelayo lo conocemos en la historia como el fundador de la monarquía en Asturias, es decir el primer Rey asturiano con el que se inicia, a su vez, la Reconquista Cristiana. Pero antes de ser rey, Don Pelayo, puede que fuera un jefe local de Cangas de Onís. El territorio asturiano, a pesar de ser haber sido conquistado por romanos o visigodos, había sabido resistir al yugo del poder extranjero. ”Asturias nunca había estado sometida directamente ni a Roma ni al mundo visigodo. Conquistar un territorio es fácil, pero de ahí a dominarlo existe un abismo”. Son palabras de Javier Fernández Conde,-catedrático de Historia Medieval -en un reciente estudio que revisa la historiografía existente en un complejo contexto, desde la decadencia y posterior desaparición del poder político de Roma hasta la batalla de Covadonga (año 722)…Este nuevo estudio que avalan investigadores como Avelino Gutiérrez, Lorenzo Arias y Margarita Fernández Mier, dirigidos por el catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Oviedo, Javier Fernández Conde; aportan un nuevo punto de vista. Del estudio se desprende, que uno de los motivos principales por los que estos jefes locales se rebelaron contra el Islam fue que rechazaban los impuestos que les querían imponer. “A los poderes musulmanes les interesaba que la población estuviera dominada pagando tributos”….

Bibliografía: Barón Thaidigsmann, J y Cid Priego, C.: El Arte en Asturias (Escultura del siglo XIX). Editado por La Nueva España, 1996. Oviedo

Netgrafía: Blog arquehistoria

“El arte no está solo en cuadros o esculturas si no también en plena ciudad” esta fue la razón que dió Yurena Fernández Rodríguez, alumna de 3º de ESO del Colegio San Lorenzo, cuando nos propuso este “tesoro” de Gijón.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Localizado por una de nuestras “caza tesoros” Cristina Carbajales Alva, efectivamente, se trata del edificio Robledo, antiguo cine Robledo, construido en la calle Corrida esquina con la calle de Asturias.

En 1916, Manuel del Busto, arquitecto de la mayor parte de los grandes cines gijoneses, construye el cine Robledo. El proyecto buscaba dignificar este tipo de salas, por lo que se edificó un inmueble que se aproximase, en lo arquitectónico, a los teatros. Otra de las características del proyecto original fue la monumentalidad, ya que la intención del arquitecto era crear un espacio con capacidad para 1.000 espectadores. Los altos precios de los materiales conllevaron que las dimensiones del edificio, finalmente, fuesen más reducidas. En 1920 se le concedió la licencia para albergar en el edificio un casino, el Royalty, por lo que se reformó el techo de la sala y se realizaron algunos cambios, aunque enseguida volvió a ser utilizado como teatro y sala de cine. El cine Robledo , se inauguró el día 2 de mayo de 1917 y dio su última función el 17 de junio de 1991. Desapareció en el año 1992. Blog “Gijón en el Recuerdo

En el artículo “El Robledo bajó ayer su telón tras más de siete décadas de sesiones cinematográficas”  (El Comercio, 18 de junio de 1991) que hemos podido consultar en blog “Gijón en el Recuerdo” hemos extraído la siguiente información:

…El cine Robledo surgió en Gijón de la mano del cine sonoro. Corría el año 1917 cuando la ciudad vio nacer el Robledo que por aquel entonces compaginaba espectáculos teatrales con proyecciones cinematográficas. A finales de la década de los 60 fue adquirida por la empresa Arango SA, que lo convirtió en sala de cine exclusivamente. En 1958 el Cine Robledo se constituyó como tal con la exhibición de “La Violetera”, con la película “Delta Force 2” se despidió del público gijonés el 17 de junio de 1991…

También es el blog “Gijón en el Recuerdo” publican recortes de periódico antiguos que nos permiten conocer curiosidades del tipo: …tiene además localidades-como las últimas filas del patio de butacas- en las cuales pueden pasar inadvertidos aquellos espectadores que no gusten de exhibirse.