archivo

Archivos Mensuales: enero 2013

Anina Hood propuso en el facebook de Educación un detalle de uno de los “tesoros” que más le gustan de Gijón. Esta vez ha sido todo muy rápido, cada vez nos sorprenden más pronto los y las “caza tesoros”, Virch Virginia Rodríguez Fernández localizó y puso nombre y apellidos al “tesoro” propuesto por Anina Hood… <<puede ser en la calle Cabrales el nº 43 creo, de Mariano Marín Magallón ¿?>> Muy buena observadora, en esta ocasión se compartieron pistas visuales muy difíciles. Seguro que os habéis visto impresionados e impresionadas en más de una ocasión  por este “tesorazo”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“…A finales de 1901 se traza una de las piezas más notables de este genial arquitecto, el edificio de viviendas de Eduardo Menéndez emplazado en el tramo central de la calle Cabrales. Su alzado constituye uno de los más singulares y cuidados de los construidos en Gijón, ya que en el se ponen en práctica todos los recursos propios del modernismo, desde la combinación de la sillería con el azulejo polícromo, hasta el protagonismo que alcanzan las artes aplicadas a través de unos trabajos de cantería, escultura y forja que cabe calificar de excepcionales…

…uno de los trabajos más singulares de este arquitecto, además de por su calidad estética, por introducir novedades notorias como el gran balcón corrido del primer piso…y, sobre todo, por el gran hastial con óculos laterales del ático, solución totalmente novedosa.” BLANCO GONZALEZ, H.:  Gijón 1900: Arquitectura de Mariano Marín Magallón. LLIBROS DEL PEXE, S.L. Gijón, 2004

En la ficha del catálogo urbanístico de este edifico puedes consultar más información , desde la normativa de protección, sistemas constructivos, hasta detalles fotográficos y planimetría.

Arquitecto

Mariano Marín Magallón (Barcelona, 1866-Madrid, 1924)

Practicó un eclecticismo con elementos ornamentales próximos al modernismo. La calidad de sus obras contribuyó decisivamente a forjar la imagen burguesa de la ciudad.

El arquitecto gijonés Mariano Marín Rodríguez-Rivas, de 86 años, formalizó el 1 de diciembre de 2012, una donación al Ayuntamiento de Gijón de su archivo profesional y familiar, que recoge el legado de tres generaciones de una saga de arquitectos iniciada por su abuelo Mariano Marín Magallón, continuada por su padre Mariano Marín de la Viña y que concluye con él. Incluye documentación relacionada con las normas urbanísticas de Gijón desde 1945 y una importante colección de grabados y dibujos. Noticia de “El Comercio” del 1 de diciembre de 2012 

Otras obras destacadas de este arquitecto son el Conjunto del teatro Dindurra (1899); martillo de Capua (1899); Corrida, 3 (1899), etc. Iremos descubriéndolas a través de nuestros “tesoros”.

Bibliografía

Anuncios

El último tesoro propuesto fue localizado en el facebook de Educación Gijón/Xixón en cuestión de minutos, si me apuras, segundos… Nuestras y nuestros “caza tesoros” cada vez están más atentos a los tesoros que conserva nuestra ciudad… Alfred Gijón pensaba que podíamos localizarlo en “la Catedral de Oviedo???” Ana Caballero, iba muy bien encaminada “¿Cimadevilla?”, pero fue Cristina Carbajales Alva, nombrada “caza tesoros mayor del reino de Gijón/Xixón”, la que localizó este “tesoro” en el Palacio de Revillagigedo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El palacio de Revillagigedo, datado en el S. XVIII, constituye el ejemplo más valioso de casona palaciega barroca del concejo de Gijón y es uno de los edificios más destacados de Asturias en su categoría. Nacido a partir de una torre medieval reformada por Carlos Ramírez de Jove en el siglo XVIII, su fachada central, situada entre dos torres cuadradas, enmarca el gran escudo del marqués de San Esteban del Mar. Tras su destrucción parcial en la guerra civil y varias reformas, es hoy propiedad de la Obra Social y Cultural de Cajastur.

Adosada al palacio, la colegiata de San Juan Bautista, con su robusta torre de tres plantas y su ornamentación barroca, completa el conjunto, declarado monumento histórico-artístico en 1974, hoy, Bien de Interés Cultural (BIC).” GRANDA ÁLVAREZ, J. y GEA MARTÍN, J.C.: Arquitectura de Gijón y otros elementos de su patrimonio artístico. Ayuntamiento de Gijón, 2011 

Además de localizar este tesoro, Cristina Carbajales también compartió en el facebook de Educación Gijón/Xixón la siguiente información:

“Fue declarado Monumento Histórico en 1.974. Es un palacio barroco edificado según planos del arquitecto asturiano Francisco Menéndez Camina, sobre una torre medieval. Inicialmente fue el Palacio del Marqués de San Esteban del Mar, pero cambió su denominación a Palacio Revillagigedo en 1889, cuando fue adquirido por los condes de Revillagigedo.

En el lado izquierdo se encuentra adosada la barroca Colegiata de San Juan Bautista. En la actualidad es un Centro Cultural de Cajastur”.

Puedes consultar la ficha del Palacio Revillagigedo en el catálogo urbanístico de Gijón.

Otra vez la “caza tesoros” Cristina Carbajales Alva ha dado en el clavo <<creo que en nº 16 del Instituto, edificio de Miguel García de la Cruz de 1912 aproximadamente >>, no solo nos ha facilitado la localización del último tesoro propuesto en el facebook de Educación Gijón/Xixón, también el nombre del arquitecto y la fecha en la que se levantó el edificio, aunque en el remate del mismo indica 1913 esta fecha se refiere al año de finalización de la construcción.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tal y como indica la ficha del catálogo urbanístico de Gijón, “entre 1910 y 1912 Miguel García de la Cruz, arquitecto municipal, realiza una serie de proyectos en los que actualiza el modelo de edificio de viviendas decimonónicas. Una obra que encarga D. Primitivo Fernández, con fachada a tres calles: Instituto, Santa Rosa y Begoña, dentro del viario diseñado en el Plan de Mejoras de Jovellanos, lugar preferente de la burguesía de principios del siglo XX para la edificación de sus viviendas”.

Destaca la rica, pero a la vez sencilla, decoración de los muros de la fachada, cubiertos con azulejo blanco con bandas policromadas de diferentes diseños, destacando la superior de guirnalda de lirios entrelazados.

Remata el chaflán del edificio en una gran cartela con el año de finalización de la construcción y las iniciales del propietario, en medio de un despliegue floral. La fachada a la calle Begoña, que recibe un tratamiento secundario, mantiene el revestimiento cerámico junto a la combinación de bandas de piedra artificial y de ladrillo visto, frecuentes en las construcciones de tipo más modesto.

Con un nivel de protección integral en el catálogo urbanístico de Gijón, fue levantado con una excepcional calidad constructiva, utilizando materiales y técnicas novedosas en su época, lo que ha favorecido el excelente estado de conservación del mismo.

Más información con planimetrías, fotografías y detalles sobre su protección en su ficha del catálogo urbanístico de Gijón.

Bibliografía

TIELVE GARCÍA, N.: Rutas y paseos: El modernismo en GijónPlan de excelencia turística de Gijón. Ayuntamiento de Gijón, 2002